Brasil, selección a vencer en Brasil 2014

20140130_SeleccionBrasil

Brasil, la única selección campeona del mundo en cinco ocasiones, será este año anfitriona de una edición mundialista, como lo fue en 1950. Clasificada por ser sede de la vigésima copa del mundo a disputarse entre Junio y Julio, apunta a ser inequívocamente como una de las selecciones favoritas, al igual que España, en levantar la copa bañada en Oro otorgada al campeón del mundo.

Brasil, es por hoy, la única selección que ha estado en todos los mundiales de fútbol disputados desde 1930 y en cada uno de ellos siempre han destacado grandes jugadores en todas sus líneas. Pareciera ser que ese semillero de derrochadores de buen fútbol no acabara y perdurara con el paso del tiempo.

Cuando obtuvieron su primera copa del mundo en Suecia 1958, la figura de Garrincha, Zagallo, Vavá, José Altafini y la del joven Pelé quien con 17 años tal vez no imaginaba escribir una historia propia y colectiva para la verdeamarelha, imponían su poderío ofensivo y  con un contundente 5-2 ante la selección anfitriona, se llevó a casa su primera copa. Cuatro años más tarde, Brasil demostró en Chile 1962 una superioridad futbolística única que le permitió nuevamente levantar la copa. Vavá, Pelé, Garrincha, Zagallo,  desparramaron esa furia ofensiva que resultó letal para un mundial con poco brillo y caracterizado por hechos de violencia suscitado en varios encuentros. Transcurrieron ocho años y fue en México 1970 que Brasil nuevamente conquistaría su tercer mundial. Tal vez con uno de los mejores medio campo de la historia del fútbol, Clodoaldo, Tostao, Gerson, Rivelino y una delantera de lujo conformada por Pelé, quien por cierto levantaría su última copa del mundo, y un auténtico rompe cinturas como Jairzinho, destrozaron en aquella final en el Estadio Azteca, a una Italia que poco y nada pudo hacer para detener la vehemente ofensiva de los dirigidos por Zagallo.

Pasaron 24 años para que nuevamente Brasil se coronara campeona del mundo. Estados Unidos 1994 fue la sede y testigo de aquél mundial y se repitió la final jugada en México 1970. Los ingredientes eran distinto, una dupla que deslumbró a los aficionados conformada por Romario y Bebeto, un mediocampo contundente tanto a nivel defensivo y ofensivo, Dunga, Mauro Silva, el talento de Raí, de Zinho, las salidas por los costados de Cafú y Jorginho, y un gran Taffarel custodiando el arco de la ‘canarinha’, aunaron para que Brasil se convirtiera tetracampeón del mundo.

Llegó Corea-Japón 2002 y la figura del auténtico Ronaldo, más la magia de Ronaldinho, Rivaldo, y no menos  la solidez defensiva entregada por Lucio, Roque Junior, levantaba aires de una nueva conquista brasileña que se enfrentó a Alemania en la final y con dos goles del fenómeno, Brasil sumó su quinto título en copas del mundo.

Hoy la ‘canarinha’ se apresta a conseguir la sexta copa del mundo de la mano de Luis Felipe Scolari. Vienen envalentonados por el triunfo en la final de la Copa de Confederaciones frente a España y de la mano del jugador del Barcelona, Neymar, de una nueva generación de figuras como Oscar, Paulinho, Hulk, Thiago Silva, esperan hacer valer su condición de local y dejar atrás el fantasma del Maracanzo de 1950.

Anuncios

Roger Milla: el león camerunés

20131227_RogerMilla

En este espacio un pequeño pero merecido homenaje al león camerunés. Así es, Albert Roger Milla nació el 20 de Mayo de 1952 en Yaundé, capital de Camerún. Delantero con una potencia única, olfato goleador y un espíritu de lucha sobre el terreno de juego, ha sido la referencia a nivel futbolístico en el continente africano.

A la edad de 18 años ya jugaba en el Léopard Duala de Camerún donde militó desde 1970 hasta 1973 año. Para el año 1976 Milla recibía el Balón de Oro africano reconocimiento obtenido por sus triunfos a nivel local y ansiosamente el jugador camerunés esperaba que algún club del viejo continente pusiera sus ojos sobre él. En 1977 fue fichado por el Valenciennes, sin embargo, su paso no resultó exitoso y posteriormente se incorporó a las filas de AS Mónaco, empero en el club monegasco no logró potenciar su capacidad goleadora, pero no hay mal que dure cien años y cuerpo que lo resista, dice un popular refrán, y a los 32 años aterrizó en el Saint-Étienne equipo que en ese entonces militaba en la segunda división del fútbol galo y en el que anotó 31 goles en 59 encuentros disputados. Posteriormente fichó por el Montpellier equipo en el que, al igual que el Saint-Étienne, firmó  su marca goleadora.

Roger debutó con la selección de su país en 1978, ganó dos Copas Africana de Naciones y   participó en los mundiales de España 1982, Italia 1990 y Estados Unidos 1994. Fue en Italia 90 donde su fiereza quedó grabada en la retina de los espectadores.  El 13 de Junio de 1990 en partido jugado en Bari frente a Rumania, Milla marcó los dos goles que representó la clasificación a octavos de los leones indomables. Increíble! De la mano de este gran jugador habían logrado clasificar por primer vez a dicha instancia, pero el trabajo no fue minúsculo cuando en octavos se enfrentaron a la Colombia de Valderrama. Milla con sendos goles metía a Camerún en cuartos de final de una Copa del Mundo y Camerún, era, la selección sorpresa de Italia 90. En cuartos de final se enfrentaron a los ingleses que en tiempo extra lograron dejar por fuera a los leones indomables. Soberbia actuación de Milla en aquél mundial. Cuatro años más tarde vuelve al ruedo en Usa 94 a la edad de 42 años convirtiéndose en el jugador de mayor edad en disputar una nueva Copa del Mundo. Anotó el único gol de su equipo en la goleada que Rusia le propinó a Camerún y tristemente se despidieron del mundial en la primera ronda, no obstante, su gol figura en la lista de récords al convertirse en el jugador más longevo en anotar en un mundial.

Hoy día el león camerunés se dedica a labores sociales retirado ya de los terrenos de fútbol. Un grande Roger que con tenacidad, esfuerzo y entereza abrió la senda para consolidar poco a poco la magia futbolística proveniente de tierras africanas.

Datos interesantes Mundiales de fútbol

Desde que se disputó el primer mundial de la historia en Uruguay en 1930, situaciones particulares, datos puntuales han quedado en la memoria y/o retina en los aficionados del fútbol. A continuación una recopilación de estadísticas de los Mundiales disputado desde 1930 hasta Sudáfrica 2010.

– Los únicos países en organizar dos veces el Mundial han sido Francia (1938 y 1998), Italia (1934 y 1990), México (1970 y 1986) y Alemania (1974 y 2006 ). Para éste último en 1974 fue celebrado en Alemania Occidental.*

– El único país que ha participado en las 19 ediciones mundialistas desde Uruguay 1938 hasta Sudáfrica 2010 es Brasil.

– Los países con más intervenciones en el mundial son: Brasil (19), Alemania e Italia (17) y Argentina (15).

– De los países anfitriones sólo seis han levantado la Copa del Mundo: Uruguay (1930), Italia (1934), Inglaterra (1966), Alemania (1974), Argentina (1978) y Francia (1998).

– Desde el Mundial de Francia 1998 participan 32 equipos.

– El Mundial donde se marcaron más goles fue en Francia 1998 con un total de 171 goles.

– El Mundial donde menos goles fueron anotados fue en Uruguay 1930 e Italia 1934.

– El Mundial que registró la mayor cantidad de jugadores expulsados fue Alemania 2006 para un total de 28.

– Los únicos Mundiales donde no se han registrado jugadores expulsados son Brasil 1950 y México 1970.

– El único estadio donde se han jugados dos finales de la Copa del Mundo ha sido el Estadio Azteca.

– El Mundial donde se ha registrado la mayor cantidad de penalties fue en Francia 1998 con un total de 17 disparos desde el punto penal.

– El primer gol marcado de penalti por Colombia en un Mundial fue convertido por Zuluaga en Chile 1962.

– El único gol olímpico conseguido en la historia de los mundiales de fútbol lo anotó el colombiano Marcos Coll en partido disputado contra la Unión Soviética en Chile 1962.

El estadio Azteca

20131130_EstadioAzteca“Y cuando era niño y conocí el estadio Azteca, me quedé duro, me aplastó ver al gigante”. La frase hace parte de una canción de Andrés Calamaro llamada Estadio Azteca. Coloso recinto del fútbol mundial, escenario testigo de la consagración de dos jugadores hitos del fútbol mundial, Diego Armando Maradona y Pelé.

Ubicado en la ciudad de México, el  gigante fue diseñado por los arquitectos Pedro Ramírez Vázquez y Rafael Mijares Alcérreca y su construcción arrancó en el año 1962 y concluyó a mediados de 1966. Mítico, legendario, su presencia se erigió en los terrenos antiguos ejidales de Santa Úrsula y ha sido lugar desde entonces de memorables e imborrables recuerdos, fue testigo asiduo de dos de los grandes jugadores del fútbol mundial: Pelé y Diego Armando Maradona.

Albergó una de las semifinales más dramáticas jamás jugadas en una  Copa del Mundo, fueron Italia y Alemania que ante el asombro de los simpatizantes volcados en el Estado Azteca, presenciaron la gesta italiana que terminó ganándolo 4-3 en tiempo extra! El coloso de México presenció la furia alemana comandada por Gerd Müller y la entereza y calidad de Gianni Rivera; sin embargo, si mucho bombo había con célebre partido, el gigante se rindió ante el inminente quinteto de Pelé, Rivelino, Jairzinho, Tostao y Gerson. Poco pudo hacer Italia ante Brasil en la final, era una máquina los brasileros para jugar al fútbol y aquél equipo se inmortalizó en maravilloso terreno de  juego.

Si el escenario se embelesó con Pelé y compañía en 1970, en 1986 los aficionados del fútbol se deleitaron con Maradona quien llegaba en plena cúspide de su carrera. Aquél Junio 22 de 1986 y ante el asombro y expectación de los aficionados y el mundo entero que volcaban sus ojos para presenciar en cuartos de final el duelo entre Argentina e Inglaterra, fue la magia de Diego Maradona desplegada en dos memorables goles, la llamada Mano de Dios y el famoso gol catalogado el mejor gol de la historia de los mundiales de fútbol, plasmaron una nueva entrada en la historia del Estadio Azteca.

La final fue memorable entre Argentina y la Alemania de Karl-Heinz Rummennige y finalmente la gloria fue para la albiceleste.

Único estadio de fútbol que albergó dos finales de dos mundiales, atesora la magia, el encanto, la fascinación de grandes leyendas del fútbol que se consagraron sobre el pasto del titán de tierras mexicanas.