A ritmo de tango Argentina en Brasil 2014

20131119_banderaArgentina

Argentina, selección favorita para levantar la copa del mundo, se asoma como uno de los rivales más fuerte en la edición a jugarse en Brasil 2014. Cuentan con el mejor jugador del mundo Lionel Messi y uno de los tridentes ofensivos más poderosos capaces de desequilibrar la defensa mejor armada, sin embargo, la defensa se presenta aparentemente como el talón de Aquiles para el cuadro dirigido por  Alejandro Sabella. Casi cómodo en la eliminatoria, el  seleccionado albiceleste  logró sumar 32 puntos que lo situó en el primer lugar con 35 goles a favor y 15 en contra.  Durante la eliminatoria desplegó un fútbol netamente ofensivo goleando a  Chile 4 – 1 en su primer encuentro a pesar de haber trastabillado en la segunda fecha al perder a domicilio con Venezuela y aún cuando el equipo presentó una pobre imagen ante su similar de Bolivia que le arrancó un empate en el Monumental de Núñez. En la siguiente fecha y de visitante le ganó a una frágil Colombia en el Metropolitano de Barranquilla por 2-1. De ahí en adelante el equipo se envalentonaría para sacar triunfos ante Ecuador y Paraguay y en su visita a Lima arrancaron un punto a los peruanos y se encarrilaría nuevamente con sendas victorias ante Uruguay como local y Chile como visitante. Posteriormente un triunfo contra Venezuela lo acercaban un poco más a la cita mundialista, sin embargo, un traspié ante Bolivia en La Paz donde sumó un pálido empate con actuación destacada de Di María, levantó los aires de un equipo irregular en la eliminatoria que empataría a cero goles con Colombia en casa y luego con Ecuador de visitante. En esos tres partidos la albiceleste sólo había conseguido tres puntos de nueve posibles por lo que las críticas a Sabella empezaron a acentuarse porque el equipo no conseguía, paradójicamente, variables ofensivas para sellar un triunfo. En las últimas tres fechas consiguió dos importantísimos triunfos ante Paraguay  y Perú y en la última fecha fue derrotado por Uruguay pero ya se encontraba clasificado al Mundial. Argentina lo tiene todo para llevarse su tercer mundial, título que consiguió en Argentina 80 y México 86 con un Maradona que rozó el cielo por su magia y talento. Hoy, bajo la batuta de Messi  en la cancha quieren consagrarse como campeones del mundo.

20131119_celebracionMessi

Anuncios